viernes, 19 de octubre de 2007

Atardecer

Me gusta caminar
tranquilamente entre la gente que pasa

por las calles de Santiago
llegar a una plaza pequeña entre las pequeñas
y sentarme a oír el susurro misterioso
de árboles y palomas
observar como el sol posa sus grandes manos
en la cabeza de los niños
mientras las nubes nos enseñan
su ancestral sereno ritmo.

No hay comentarios: