lunes, 1 de octubre de 2007

AMANTES

Hola Carola, ¿Cómo va la vida? Gracias por la invitación a las letras...este es un poema de hace algún tiempo...acepto opiniones...un abrazo.

AMANTES

¡Oh, la espesura de lo presuroso!
Blanca diadema de ojos partidos.
Tú, tan lejana como el punto ciego de las rosas.
Yo, silencioso bajo árboles deshojados.
Caigo desde la alegría al coma
en una abrir y cerrar de muslos.

Te apareces tan pálida y altiva como la muerte.
Templada como las olas
en lo oscuro.

En tu aroma una promesa.
Me levanto sobre impávidos caracoles,
palpando la nívea certeza de tus pechos.

Diáfana me esperas, desnuda
en la cuarta habitación del castillo, la mesa servida,
en su cabecera, un Cristo sentado baja la vista
mientras palpo tus muslos
como hambriento espectro.

¡Oh, la espesura de lo presuroso!
Muero en el intento
de disfrutarlo todo, antes de la última lluvia.
Sufrimiento de oruga

Y todo tan quieto y tibio,
envolviéndome como tu matriz
añorada y siempre ajena.

2 comentarios:

Carolina dijo...

Hola Juan, te mandé un mensaje que tendría que haber metido acá. Te decía sobre lo muy erótico, muy barroco, creo que haces confluir aquí varios elementos siempre gravitantes en tus textos, y los haces confluir, claro, sobre un eje omnipresente: el cuerpo de la mujer. Qué bueno saludarte...¿estás de cumple por estos días, o no?

Juan Pardo S. dijo...

Exacto, estuve de cumple el 4 de octubre, llegando a los 37 años (cabalisticamente al número 1 de la unidad) Gracias por tus palabras acerca del poema. Seguiremos en contacto.